Cine y series,  Inicio

‘Westworld’: la humanidad puesta a prueba

Westworld, llamada a ser el reemplazo de Juego de Tronos para la HBO, es una serie que cuenta con una premisa tan interesante como enrevesada. Pocas series conquistan con un solo vistazo a su tráiler y esta, sin embargo, lo hace. Sifuiste fan de Perdidos esta serie será tu nueva futura obsesión. Podrás teorizar hasta aburrirte porque igual que esta hiciera antaño, en Westworld nada está hecho al azar.

La primera temporada de la serie transcurre en las inmediaciones de un parque temático ambientado en el Lejano Oeste a dónde multimillonarios de todo el mundo se escapan para hacer y deshacer a su antojo, aprovechándose en el proceso de los anfitriones o hosts que lo habitan y dar así rienda suelta a sus instintos más primitivos.

En otras palabras, hacen con ellos cosas que en la vida real serían moralmente cuestionables e incluso se situarían fuera del marco de la legalidad: asesinatos, violaciones, robos… De hecho, una de las cosas más fascinantes que tiene esta serie es precisamente la posibilidad de indagar en esa dualidad existente en el ser humano: esa parte oscura que todos tenemos y que aflora, o no, según las circunstancias en las que nos encontremos. Cómo elegimos afrontar esa oscuridad inherente a todo ser humano es uno de los temas a explorar.

https://www.youtube.com/watch?v=K0KItBzfN5E

Lo que en un primer momento parece una premisa sencilla, se convierte tras el primer episodio en un rompecabezas del que no tienes una sola pieza o del que, si la tienes, no sabes cómo encaja.

Si al principio no entiendes nada, no te preocupes. Los primeros capítulos buscan embriagar al espectador, de tal forma que este sienta la necesidad de desvelar el misterio que se le está planteando y decida enrolarse en un viaje que desde el minuto uno augura giros argumentales, que nada tienen que envidiar a su vecina en Poniente.

Serie compleja donde las haya, dado que no hay un solo personaje en ella que resulte redundante o fuera de lugar. Todos juegan un papel crucial en la construcción de la historia, por lo que te verás continuamente en la necesidad de retroceder en sus más que intrincados diálogos, que a veces llegarán a parecerte incluso monólogos, para tomar nota de cada palabra y cada pequeño detalle.

Anticipar un inminente despertar de los hosts o anfitriones es del todo predecible. Sin embargo, en esta serie lo trascendental no es el desenlace, sino el viaje al que te ves sometido capítulo tras capítulo.

Desde Reset Your Mindset esperamos le des una oportunidad a esta serie, que ya cuenta con dos temporadas, y nos compartas a través de redes sociales qué te ha parecido y si te ha hecho reflexionar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.